Tuesday, May 08, 2012

Organizaciones rechazan base militar de EEUU en Chile


Este lunes 7 de mayo organizaciones de derechos humanos entregaron una carta pública dirigida al Ministro de Defensa, Andrés Allamand, donde rechazan la instalación de una base militar de Estados Unidos en el Fuerte Aguayo, en la localidad de Concón, cercana a Valparaíso.

Señalan en la misiva que “esta base militar construida con financiamiento de EEUU viola nuestra soberanía al permitir a fuerzas militares de otra nación que operen en nuestro territorio”.

De acuerdo a información de la misma Embajada de Estados Unidos en Chile este Centro de Entrenamiento “imita una zona urbana, con 8 modelos de edificios, fue construido con un aporte de casi 500 mil dólares proporcionados por el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos”.  El entrenamiento que se entregará aquí, indica la representación, es para “ejecutar operaciones de mantención de la paz o de estabilidad civil”.

Las organizaciones, firmantes de la misiva entregada, sin embargo, señalan que este tipo de entrenamiento es “altamente preocupante” ya que esta orientado “hacia el control y represión de la población civil”.

Dice la carta, dirigida al Ministro Allamand, que “este acuerdo insiste en la lógica que las Fuerzas Armadas deben intervenir en conflictos sociales o “estabilidad civil” lo que renueva la práctica de la Doctrina de la Seguridad Nacional que potencia la creencia que existe un “enemigo interno” que las Fuerzas Armadas deben combatir. Nos parece de extrema gravedad que esto esté aconteciendo cuando en nuestro país se están desarrollando amplias y masivas manifestaciones sociales por parte de la ciudadanía a lo largo de todo el país”.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, señaló que esto “no es azaroso, que aparezca esta base militar en Concón, porque cuando un pueblo se levanta como Aysén, como Calama y como lo han hecho, por más de ocho meses, los estudiantes, se plantea un esquema de insurgencia. Esto sigue la lógica de la dictadura, del llamado enemigo interno y eso es lo que se está aplicando”, indicó Lira.


Dentro de los asistentes se encontraban también las activantes, del Equipo Sur de SOAW, Marlin Rodríguez de Venezuela y Amanda Jordan de EEUU.

"Como ciudadana latinoamericana me afecta la militarización y me preocupa la situación de Chile con respecto a la base militar. Como integrante de SOAW es importante seguir haciendo conciencia sobre los temas de militarización como también seguir con el grito de cerrar la Escuela de las Americas", señaló la joven Rodríguez.

En la actividad estuvieron presentes además los dirigentes Félix Madariaga (CODEPU) Patricio Vejar (Comunidad Ecuménica Martín  Luther King), Sebastian Lobos (Asociación de Combatientes Antifascistas e Internacionalistas) y Pablo Ruiz (Comisión Ética Contra la Tortura).

La carta fue firmada también por la Fundación Víctor Jara, el Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Americas, SERPAJ Chile, OLCA, Comité de Refugiados Peruanos en Chile, Amerindia, la Edición Chilena de Le Monde Diplomatique, entre otras.

Además fue suscrita por el Premio Nobel Alternativo de la Paz de Paraguay, Martín Almada, y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.

Monday, May 07, 2012

Carta al Ministro de Defensa

Sr. Ministro de Defensa, Andrés Allamand, Presente 
Sr. Ministro, las organizaciones abajo firmantes rechazamos categóricamente que en nuestro país, con autorización del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, se haya instalado en el Fuerte Aguayo, en Concón, una base militar de los Estados Unidos. Este Centro de Entrenamiento que “imita una zona urbana, con 8 modelos de edificios, fue construido con un aporte de casi 500 mil dólares proporcionados por el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos” y es para “ejecutar operaciones de mantención de la paz o de estabilidad civil”, según indica la página web de la Embajada de Estados Unidos en Chile.
En nuestra consideración, esta base militar construida con financiamiento de EEUU viola nuestra soberanía al permitir a fuerzas militares de otra nación operar en nuestro territorio, lo cual es altamente preocupante y más preocupante aún es el hecho de que las prácticas de entrenamiento estén claramente orientadas hacia el control y represión de la población civil dadas las características del lugar construido. Este acuerdo insiste en la lógica que las Fuerzas Armadas deben intervenir en conflictos sociales o “estabilidad civil” lo que renueva la práctica de la Doctrina de la Seguridad Nacional que potencia la creencia que existe un “enemigo interno” que las Fuerzas Armadas deben combatir. Nos parece de extrema gravedad que esto esté aconteciendo cuando en nuestro país se están desarrollando amplias y masivas manifestaciones sociales por parte de la ciudadanía a lo largo de todo el país.
Por tal razón rechazamos categóricamente este entrenamiento para los soldados de América Latina y de Chile. La democracia se defiende con democracia, con cooperación, y no con la punta de un fusil como insistentemente Estados Unidos promueve.
Rechazamos este entrenamiento además porque Estados Unidos no tiene calidad moral para enseñar “operaciones de paz” cuando ha promovido golpes de estado, financiado operaciones de desestabilización a países hermanos, y promovido la guerra en el mundo. No olvidamos que el 2009 se utilizó la Base Soto Cano en Honduras, con personal militar de Estados Unidos, para concretar el golpe de estado al Presidente Manuel Zelaya.
Estados Unidos es responsable del golpe de estado en Chile y del entrenamiento de los peores violadores de los derechos humanos de nuestro país los que fueron “educados” en la tristemente recordada Escuela de las Américas. No olvidamos, no perdonamos a los que financiaron, armaron, prepararon, a los asesinos de nuestro pueblo.
Por todo lo anterior, y en conocimiento de que un integrante de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados fue informado de que el mencionado fuerte se encuentra bajo dependencia directa del ministerio que usted dirige, le exigimos que ponga fin inmediato al funcionamiento de esta base militar de Estados Unidos en nuestro territorio y el retiro de su personal.
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Santiago
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Valparaíso
Agrupación de Familiares Ejecutados Políticos de Talca
Agrupación de Familiares Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la Araucanía
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Detenidos Desaparecidos de  Iquique y Pisagua
Observadores por el Cierre de la Escuela de las América
Comunidad Ecuménica Martin  Luther King
Comisión de Derechos Humanos de Valparaíso
Comisión Ética contra la Tortura de Santiago
Fundación Víctor Jara
CODEPU 
Servicio Paz Justicia-Serpaj-Chile
Le Monde Diplomatique-Edición Chilena
Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA)
Marcela Paola Cornejo, periodista chilena de AlbaTV, Venezuela
Felipe Antonio Ramírez, Secretario General Federación de Estudiantes de Chile (FECH)
Martín Almada, Premio Nobel Alternativo de la Paz, Paraguay
Confederación General de Trabajadores, Chile
Centro Cultural “El Sindicato Social y Cultural”
Amerindia Chile
Liga Argentina  por los Derechos del Hombre  (Argentina)
Tamara Viurrazaga: Organización Feministas Tramando
Comité de Refugiados Peruanos en Chile
Asociación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana y del Caribe (APILA)
Asociación de Combatientes Antifascistas e Internacionalistas (ACAI)
Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Argentina)
Eduardo Contreras Mella Abogado de DDHH
Santiago, 07 de mayo de 2012
****

Fotos gentileza de Lorena Nazal y Grupo Facebook NO A LA BASE MILITAR DE ESTADOS UNIDOS








FOTO UPI