Saturday, October 15, 2011

Argentina: I Encuentro sobre Empresas y Terrorismo de Estado del Cono Sur

11 y 12 de Noviembre de 2011 - Lugar: Edificio Cuatro Columnas, Escuela de Mecánica de la Armada, Ciudad de Buenos Aires

Convocatoria

El objetivo del I Encuentro sobre Empresas y Terrorismo de Estado del Cono Sur es desentrañar y poner sobre relieve la participación de los directorios de las empresas en el Terrorismo de Estado implementado desde antes del Golpe de 1976, y la coordinación de los mismos con las Fuerzas Armadas.

Seguir leyendo... - Folleto: Empresas y Terrorismo de Estado

Friday, October 07, 2011

Carta por Haití




A los Presidentes de nuestros países de América Latina

A Sebastián Piñera, Presidente de Chile

Presente

Queremos expresar nuestro rechazo a la continua presencia en Haití de la Misión de Estabilización de la ONU, conocida como MINUSTAH, y hacer una llamado a nuestros gobiernos para que retiren todo el personal militar de esta supuesta operación de paz.

Desde hace más de siete años, los soldados de nuestros países han participado en una ocupación militar injustificada e inmoral, que avanza la agenda de potencias extranjeras y viola continuamente la soberanía y la dignidad del pueblo de Haití.

En 2004 las tropas de la MINUSTAH llegaron a Haití para apuntalar un régimen de facto. Durante el período de intensa represión que siguió, la MINUSTAH llevó a cabo incursiones violentas en diversos barrios, en una clara estrategia de construcción del “enemigo”, centrada en la persecución de las periferias pobres.

Desde el retorno a una democracia tutelada en el año 2006, la MINUSTAH ha contribuido a violaciones de los derechos políticos de los haitianos, sobre todo a través de su respaldo al proceso electoral viciado en el que fue excluido el partido político más popular de Haití.

En las últimas semanas, un caso de violación involucrando tropas de uno de nuestros países latinoamericanos ha levantado el velo sobre un patrón denso de violaciones de derechos humanos - incluyendo numerosos casos de violación y explotación sexual - que ha existido desde hace años. Como resultado de un acuerdo que proporciona inmunidad total a las tropas de la ONU, soldados de la MINUSTAH pueden seguir cometiendo abusos con impunidad.

La MINUSTAH también ha agravado la crisis humanitaria generada por el terremoto de enero de 2010 a través de la introducción del cólera en octubre del año pasado. Debido a la vigilancia laxa de los soldados entrando en Haití, tropas de la MINUSTAH desataron una epidemia que ha matado a más de 5.000 haitianos y dejado a cientos de miles de personas infectadas. Los expertos predicen que el cólera seguirá siendo endémico en Haití por muchos años y dará lugar a miles de muertes adicionales.

En los últimos días, ha habido una serie de protestas populares pidiendo la salida de MINUSTAH y el Vicepresidente del Senado de Haití, Jean Héctor Anacacis, ha afirmado que “la MINUSTAH ha hecho más daño que bien al país.”

Aunque la MINUSTAH es profundamente impopular en Haití, cables diplomáticos de EE.UU. hechos público por Wikileaks revelan que funcionarios de EE.UU. consideran que la MINUSTAH es "una herramienta indispensable en la realización de intereses básicos de la política del gobierno de EE.UU. en Haití".

Es inconcebible que los gobiernos latinoamericanos, entre ellos muchos que dicen defender valores progresistas, sean los ejecutores de una agenda imperial en Haití.

Es inconcebible que los ejércitos de nuestros países estén directamente involucrados en la ocupación militar de un país que fue una luz de esperanza y libertad para nuestros movimientos de independencia en sus nacimientos, y prestó un apoyo esencial a la campaña de Simón Bolívar por la liberación de América Latina. Es inconcebible que nuestros países, que han sufrido tantas agresiones extranjeras, estén ahora pisoteando la soberanía de un país que ha experimentado un sinnúmero de intervenciones brutales desde el día que rompió las cadenas de la esclavitud y el colonialismo.

El 15 de octubre, el Consejo de Seguridad tiene previsto emitir una resolución que renueva el mandato anual de la MINUSTAH por séptima vez. Nuestros gobiernos de América Latina no deben quedarse quietos y avalar esta decisión como lo han hecho en el pasado. En lugar de simplemente apoyar la recomendación del Secretario General de la disminución del número de tropas a los niveles de antes del terremoto, nuestros gobiernos deberían exigir que se establezca firmemente un cronograma para una retirada rápida de las tropas extranjeras en Haití. En su defecto, los gobiernos deben comenzar a retirar las tropas de manera unilateral y dejar de involucrar a nuestras naciones en un proyecto criminal e imperialista.

Se gastan casi $800 millones de dólares anualmente en la MINUSTAH. Hacemos un llamado a nuestros gobiernos para que empiecen a retirar sus tropas de esta misión y que se dediquen a asegurar que estos fondos sean reinvertidos en la lucha contra el cólera y en otros proyectos urgentes para ayudar al pueblo haitiano a enfrentar la grave crisis humanitaria en curso.

Ya es hora de sacar nuestros soldados y policías de Haití y mostrar nuestra verdadera solidaridad con este país hermano al que le debemos tanto.

Atentamente,

Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz (Argentina)

Martín Almada, Premio Nobel Alternativo de la Paz (Paraguay)

Juan Gelman, escritor (Argentina)

Eduardo Galeano, escritor (Uruguay)

Frei Betto, escritor (Brasil)

Pedro Casaldaliga, religioso y escritor (Brasil)

Elsie Monge, Directora Ejecutiva Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, (Ecuador)

Alicia Lira, Presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (Chile)

Alejandra Arriaza, abogada derechos humanos, Observadores por el Cierre de la Escuela de las Américas (Chile)

Hugo Gutiérrez, abogado derechos humanos, Diputado de la Republica de Chile (Chile)

Patricio Véjar, Comunidad Ecuménica Martin Luther King (Chile)

Markus Sokol, miembro del Directorio Nacional del Partido de los Trabajadores (Brasil)

Xavier Albó, religioso, investigador en CIPCA (Bolivia)

Hugo Blanco Galdós, ex líder campesino (Perú)

Alberto Adrianzén Merino, parlamentario andino (Perú)

Raul Zibechi, escritor y periodista (Uruguay)

Alberto Franco, religioso - Secretario Ejecutivo de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (Colombia)Abuelas de Plaza de Mayo (Argentina)

Víctor Valle, educador universitario (El Salvador)Bertha Oliva de Nativí, Premio Tulipán por los Derechos Humanos 2010; Coordinadora General del Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras, COFADEH, (Honduras)

Hijos (Guatemala)

Roy Bourgeois, sacerdote maryknoll, fundador de SOAW (Estados Unidos)

Servicio Paz y Justicia, SERPAJ América Latina.

School of the Americas Watch, SOAW.

Comisión Ética Contra la Tortura (Chile)

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina “Óscar Romero” SICSAL

Pueblo Libre (Chile)

Movimiento de Pobladores Ukamau miembro de Movimientos Sociales hacia el Alba (Chile)
Comité Oscar Romero (Chile)

Santiago 5 de Octubre de 2011


Sunday, October 02, 2011

Intelectuales, defensores de derechos humanos y personalidades políticas de América Latina hacen llamado a presidentes a retirar tropas de Haití

Un grupo de reconocidos intelectuales, defensores de derechos humanos y personalidades políticas y religiosas de América Latina han firmado una carta pidiendo a sus respectivos presidentes retirar todo el personal militar que forma parte de la Misión de Estabilización en Haití de las Naciones Unidas (MINUSTAH).

Entre los firmantes están varias figuras progresistas de renombre, como el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), los escritores Eduardo Galeano (Uruguay) y Frei Betto (Brasil), y las organizaciones Abuelas de la Plaza de Mayo (Argentina), el Servicio de Paz y Justicia para América Latina, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (Chile) y la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Ecuador), entre otros.

La carta declara que MINUSTAH está involucrada “en una ocupación militar injustificada e inmoral” y es responsable por “un patrón denso de violaciones de derechos humanos - incluyendo numerosos casos de violación y explotación sexual”. Además, la carta responsabiliza a MINUSTAH por “la violación de los derechos políticos” y la introducción del cólera en Haití.

La carta también cita un cable diplomático estadounidense, hecho público por Wikileaks, que revela que oficiales de los EEUU consideran que MINUSTAH ofrece “una herramienta indispensable en la realización de intereses básicos de la política del gobierno de EEUU en Haití”.

El 15 de octubre el Consejo de Seguridad de la ONU deberá renovar el mandato de MINUSTAH por séptima vez. La carta hace un llamado a que los presidentes latinoamericanos hagan más que simplemente apoyar “la recomendación del Secretario General de la disminución del número de tropas a los niveles de antes del terremoto”.

La carta señala que los gobiernos de América Latina deberían “exigir que se establezca firmemente un cronograma para una retirada rápida de las tropas extranjeras”. “En su defecto”, dice la carta, “los gobiernos deben comenzar a retirar las tropas de manera unilateral”.

Carta en Español: http://www.soawlatina.org/carta_esp.htm

****

ES HORA DE IRSE DE HAITI
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-177952-2011-10-01.html

SOAW visita Haití por denuncias de violación de Derechos Humanos


Reiteradas denuncias de violación a los derechos humanos por tropas de MINUSTAH han motivado a SOAW a llevar una delegación de Observadores al mismo Haití

Una delegación de derechos humanos del Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas, SOA Watch en ingles, visitará Haití entre los días 1 y 8 de octubre para investigar en terreno la situación actual de derechos humanos en ese país. Especialmente, los observadores quieren saber el rol que ha jugado la policía y las tropas militares de la misión de Paz de las Naciones Unidas allí.

Entre los observadores de SOA Watch se encuentra su fundador, el sacerdote Roy Bourgeois, y la Coordinadora para America Latina de esta organización, Lisa Sullivan.

Sullivan señaló que desean “conocer de primera mano la realidad de Haití, especialmente referente a la situación de derechos humanos. Escuchar a los haitianos y saber qué necesitan y qué piden a la ONU. No estamos contra la ayuda de la ONU pero pensamos que se debe ayudar de otra forma a este país. Por eso, queremos conversar con ellos y sus organizaciones”.

La visita se producirá luego del auge de escándalos en los que se ha visto envuelta la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), incluyendo la grabación de una aparente violación de un joven de 18 años por parte de tropas uruguayas de la MINUSTAH, y del embarazo de mujeres y menores por parte de tropas de las Naciones Unidas, que desencadenaron nuevas protestas en Haití y nuevas preguntas acerca del futuro de la Misión mencionada.

“Como organización que resiste la militarización, nos preocupa que Haití este ocupado por una fuerza militares y policiales”, señaló Sullivan.

Desde el terremoto que devastó a Haití el año pasado, hay fuertes indicadores del empeoramiento de la situación de derechos humanos en Haití. Mujeres y niñas en campos de desplazados son objeto frecuentes de abusos sexuales, violencia de género y explotación sexual.

Miles de personas en los campos de desplazados han sido forzadas a abandonarlos, a veces violentamente, y más de 234.000 personas han sido amenazadas con la expulsión, a pesar de no contar con otra alternativa de vivienda.

Tanto la Policía Nacional Haitiana como las tropas de la MINUSTAH han sido criticadas por no hacer lo suficiente para proteger los derechos y la seguridad de haitianos y haitianas. También hay evidencia de que la policía nacional y la MINUSTAH han reprimido violentamente protestas pacíficas realizadas por refugiados y refugiadas.

La MINUSTAH tiene actualmente siete años de existencia, habiendo reemplazado a las tropas estadounidenses que habían ocupado Haití luego del golpe de estado ilegal al presidente democráticamente electo Jean-Bertrand Aristide en 2004. Cables clasificados del Departamento de Estado de los EEUU, publicados recientemente por Wikileaks, han revelado que el gobierno de los EEUU considera de gran importancia estratégica la presencia de la MINUSTAH en Haití, y en particular la de aquellas tropas provenientes de países latinoamericanos, en parte porque la Misión representa una iniciativa regional que excluye a Venezuela, pero incluye a muchos otros países con gobiernos progresistas.

En el auge de los escándalos mencionados, un número creciente de organizaciones de la sociedad civil en Haití, así como políticos, sindicalistas, activistas por los derechos humanos, movimientos sociales, escritores y escritoras, y otros, han comenzado a exigir un cronograma para el retiro definitivo de la MINUSTAH la que debe renovar su mandato el 15 de octubre próximo.