Saturday, April 21, 2007

Carta Abierta


Sumemos fuerzas, cerremos la Escuela de las Américas

Estimados compañeros y compañeras de América latina:


Les escribo mientras escucho la canción “El Derecho de vivir en paz” del cantautor chileno Víctor Jara. No puedo dejar de recordar y contarles -para quienes no lo sepan- que a Víctor lo asesinaron en los primeros días del golpe militar de 1973. Apareció botado en la vía pública con 34 impactos de balas y las huellas de la tortura atroz que sufrió. Antes de eso había estado detenido en el Estadio Chile junto a centenares de trabajadores, estudiantes y profesores de la Universidad Técnica del Estado, desde donde fue apresado. A ellos les llaman el “enemigo interno” en la Doctrina de Seguridad Nacional.


Traigo el recuerdo de Víctor a colación porque hay muchos Víctor por América latina que han sido asesinados por soldados entrenados en la Escuela de las Américas como también por otros institutos. Muchos de esos militares siguen en la más completa impunidad y en todos nuestros países seguimos luchando para acabar con el imperio de la injusticia y llevar a los criminales a la cárcel. Lo hacemos porque nuestros muertos se merecen justicia y porque no queremos que las nuevas generaciones vuelvan a vivir esta tragedia llena de dolor e incertidumbre.
Muchas de nuestras madres siguen buscando a sus hijos y compañeros en América Latina. Muchos de los Detenidos Desaparecidos siguen lamentablemente desaparecidos sin el derecho siquiera a una digna sepultura. No los podemos olvidar, seria volver a matarlos. Están en nuestros corazones y conciencias insatisfechas.


En Chile, en estos días nos entrevistamos con el nuevo Ministro de Defensa, José Goñi, para exigirle que nuestro país retire a sus soldados de la Escuela de las Américas. Nos escuchó con mucho respeto y quedo de estudiar la situación. Le expresamos que esto no lo hacíamos solamente por nuestros muertos sino por las nuevas generaciones que nacerán en el futuro, que están naciendo.


Pienso que si no somos capaces de reeducar a nuestros soldados en el respeto al pueblo y sus derechos humanos lo más probable es que nuevamente en un futuro cercano nuevamente nos estén apuntando para matarnos, para torturarnos. Una forma de reeducarlos es no mandarlos más a un instituto o academia militar que sabemos de sobra no respeta los derechos humanos, que educa para la muerte. El padre José Aldunate decía ¿Qué nos puede enseñar un ejército – refiriéndose al de Estados Unidos- que tortura en Irak, que tortura en Guantánamo, que no se quiere regir por la Corte Penal Internacional? Supongo, nada bueno.


Pero no solamente hay que pensar en el futuro. Hay que mirar lo que pasa ahorita en Colombia, que es el país que más soldados envía a capacitarse a los Estados Unidos, para ver como se comportan con su mismo pueblo. Los muertos, los desplazados, los prisioneros suman miles. Lo curioso es que la mayoría de los que mueren son de la población civil. Esto deja en evidencia que a los que menos combaten son a la guerrilla. Sabemos que luchar de igual a igual es lo que nunca han aprendido nuestros “valientes soldados”.

En la semana que comienza un grupo de nuestros compañeros del Movimiento SOA Watch realizará, entre el 25 y 27 de abril, un ayuno y protesta en la ciudad de Washington. Ellos están apoyando una iniciativa legal del representante Jim McGovern que pide cerrar la Escuela de las Américas llamada hoy Whinsec y que posiblemente será discutida en el Congreso por esos días. Ellos, han dicho: “No en nuestro nombre”. No más tortura, No más asesinatos, No más Escuela de Asesinos.


En Chile iremos a la Embajada de los Estados Unidos a manifestar nuestro apoyo a esta iniciativa legal, a solidarizar con los ayunantes y con los catorce compañeros y compañeras de SOA Watch que actualmente están encarcelados por ingresar el año pasado a las dependencias de la Escuela de las Américas. Sabemos que en varios países de América latina se realizan entregas de carta, foros de sensibilización, murales, y otras manifestaciones. Desde Chile queremos mandarles todo nuestro apoyo y complicidad convencidos que entre todos debemos sumar fuerzas para cerrar definitivamente la Escuela de las Américas.


Un fuerte Abrazo,

Pablo Ruiz Espinoza
del Observatorio de la Escuela de las Américas-Chile


Para quienes puedan escribir fax para apoyar el proyecto para cerrar la Escuela de las Américas dirigir una carta a:

Representante Jim McGovern
438 Cannon Building
Washington , DC 20515
Phone: (202) 225-6101
Fax: (202) 225-5759
http://mcgovern.house.gov/

Para quienes puedan escribir saludos vía fax a los compañeros ayunantes y los 14 prisioneros de conciencia de SOA Watch a:

School of the Americas Watch
PO Box 4566
Washington , DC 20017
202-234-3440 (phone)
202-636-4505 (fax)
info@soaw.org